Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.  Leer la política de cookies
icono casita
Visita al Circo Romano

Visita al Circo Romano

Visita al Circo Romano

 Atrás

Descripción

El circo es el mayor de los edificios para espectáculos
públicos que construyeron los romanos en Mérida y uno de los más importantes
del Imperio.

Debió levantarse en los primeros años del s. I d. C., poco después de la
fundación de Mérida.

El graderío, con capacidad para unos 30.000 espectadores, adoptaba la clásica
división en cáveas.

La arena o zona donde se efectuaban las competiciones, de amplias dimensiones,
ocupa una extensión de 30.000 metros cuadrados. En su centro y
dividiéndola en dos partes, se dispone la spina donde se concentraba la más rica
decoración del circo compuesta por esculturas y obeliscos de los que sólo
restan sus cimentaciones.

En el centro de uno de sus lados menores -Oeste- se encontraba la porta pompae
-puerta de los desfiles- por la que entraba el cortejo procesional, previo a
las competiciones, compuesto por músicos, aurigas participantes, sacerdotes,
imágenes religiosas, etc. A ambos lados de esta puerta se distribuyen las
cárceres o cocheras que se utilizaban para que los carros participantes tomasen
su posición antes de salir a la arena.